Inicio El CMC ¿Quiénes Somos? Noticias Proyectos Publicaciones Servicios Enlaces Contacto
 
   
 
 
   
 
Noticias
  CMC explica lluvias extremas en Venezuela ante pronóstico trimestral de bajas precipitaciones
  Creado el 06/07/2015
 

Análisis del CMC se basa en una metodología novedosa que permite clasificar patrones de lluvia en términos de tipos de circulación atmosférica diaria. Vapor de agua precipitable se aprecia en colores púrpura.

En su boletín del mes de mayo, el Centro de Modelado Científico (CMC) de la Universidad del Zulia, ente coordinador del Observatorio Latinoamericano de Eventos Extraordinarios (OLE2), indicaba que en la mayor parte de Venezuela se esperarían lluvias por debajo de la normal para el trimestre junio-agosto. El mapa de precipitaciones esperadas para ese período (Figura 1) indicaba, sin embargo, que podrían ocurrir precipitaciones por encima de la normal en el occidente y oriente del país. Estos productos climáticos coincidieron con lo que otros organismos internacionales indicaban, así como con lo pronosticado oficialmente por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH).


Ahora bien, si el pronóstico en general señalaba precipitaciones por debajo de la normal, ¿por qué entonces durante el mes de junio se presentaron precipitaciones muy por encima de lo normal en estados como Táchira y Apure? 


Probabilidades de ocurrencia de precipitación para Junio-Agosto 2015


Figura 1. Probabilidades de ocurrencia de precipitación para Junio-Agosto 2015. Tonos azules indican probabilidades de precipitaciones sobre la normal, mientras que rojizos corresponden a precipitaciones bajo la normal (Fuente: Boletín OLE2).


Clasificando las lluvias 


Tras un análisis preliminar de las lluvias durante el mes de junio, el coordinador del Eje de Geociencias del CMC, profesor Ángel G. Muñoz indica que, en general, la situación atmosférica estuvo acorde con las previsiones climáticas en el territorio venezolano. “Estamos esperando los datos oficiales del INAMEH con respecto a las precipitaciones acumuladas de junio para todo el país, pero nuestra percepción es que la mayor parte del país experimentó lluvias por debajo de lo normal, excepto casos extraordinarios como Táchira y Apure”, apunta.


Dichos casos extraordinarios –donde las lluvias han provocado incluso inundaciones– se deben al comportamiento actual de las corrientes atmosféricas, que también se han visto afectadas por el actual evento de El Niño. “Así como los océanos tienen sus corrientes, la atmósfera tiene las suyas. El análisis llevado a cabo por el equipo del CMC se basa en una metodología novedosa que permite clasificar los patrones de lluvia según los tipos de circulación atmosférica diaria. Estas corrientes atmosféricas transportan humedad de un sitio a otro, y si persisten por varios días y se dan las condiciones para que esa humedad acumulada se convierta en lluvia, se tienen eventos como los que han afectado a Táchira y Apure”, explicó el profesor Muñoz. Para cada patrón de circulación atmosférica es posible asociar un patrón determinado de precipitación (Figura 2); si un patrón de circulación tiende a estar más presente durante un mes dado, entonces su patrón asociado de lluvias será más prevalente.


Patrones diarios de precipitación media para un junio típico.


Figura 2. Patrones diarios de precipitación media para un junio típico. Contornos rojos indican lluvias bajo la normal, mientras que los azules corresponden a lluvias sobre la normal. Entre paréntesis se indica el porcentaje que cada patrón representa de todo el mes de junio. (Fuente: CMC).


En un junio típico o normal, Venezuela y Colombia tienden a presentar los patrones de lluvias diarias que se muestran en la Figura 2. Por ejemplo, el patrón 1 –que está asociado con lluvias sobre la normal para la mayor parte del sur de Venezuela (curvas azules)– tiende a ocurrir unos 5 días en total (17.5% de los días del mes), mientras que el patrón 5 tiende a traer lluvias bajo la normal para el sur de Venezuela y ocurre aproximadamente unos 7 días en total (25% de los días del mes). Así sucesivamente con los demás patrones de la Figura 2. “El equipo del CMC encontró que en el mes de junio de este año”, indicó el profesor Muñoz, “los patrones 3 y 4 --asociados con lluvias en los Andes, los Llanos, el sur-sureste y centro del país-- ocurrieron en conjunto por más 13 días (43% del mes), en ráfagas alternantes de hasta 5 días seguidos.” Y agregó: “Una vez el suelo se satura de agua, los riesgos de inundaciones crecen exponencialmente.”  


¿Continuarán las lluvias? 


El pasado mes de junio ha sido sumamente atípico, pues el número de días en que ocurrió cada patrón no se parece a ningún otro mes de junio de las últimas tres décadas (Figura 3; nótese que el patrón 2 no ocurrió ni un solo día en junio de 2015). El CMC recuerda que estamos en medio de un evento El Niño moderado cuya intensidad se ha incrementado paulatinamente en las últimas semanas. Muñoz explica que aunque El Niño está asociado a condiciones de lluvia bajo la normal en la región, también impacta la  circulación atmosférica, haciendo que “ríos atmosféricos” transporten una cantidad de humedad inusualmente alta desde el océano Atlántico al Pacífico. Además, las inestabilidades asociadas al paso de ondas tropicales (Venezuela ha recibido once de las trece que van en esta temporada), pueden generar en determinados sitios –como en Táchira y los Llanos Venezolanos— una “desviación de este caudal atmosférico” y, en consecuencia, precipitaciones extremas con impactos negativos en la sociedad.


Ocurrencia mensual, en días, de cada patrón de lluvias de la Figura 2


Figura 3. Ocurrencia mensual, en días, de cada patrón de lluvias de la Figura 2. Cada color corresponde al patrón indicado en la leyenda. Al apilar el número de días que cada patrón ocurre, se tiene el total del mes. (Fuente: CMC).


En los actuales momentos, el Centro de Modelado Científico trabaja en el siguiente Boletín de Productos Climáticos, que permitirá a los lectores tener una idea más clara sobre qué esperar en los próximos meses en términos de precipitaciones para Venezuela y el resto de Centro y Sudamérica. Para mayor información, se recomienda consultar los pronósticos oficiales del INAMEH y continuar en contacto con el CMC vía su cuenta en Twitter (@cmc_luz) y Facebook (www.facebook.com/CentroModeladoCientifico).

 
   
Fuente: MediosCMC  
   
Palabras Clave: El Niño, lluvias, Precipitaciones extremas  
       
 
Volver
 
  Buscar
 
Cargando
  Proyectos  
 
 
Estudio Ecosistémico de la Lemna en el Lago de Maracaibo
31/12/2010

En el año 2004, una inusual explosión de Lemna obscura en el Lago de Maracaibo llamó la atención de la sociedad venezolana e internacional. Con más de 2 millones de dólares al mes invertidos para su control durante ese año, el fenómeno de la Lemna se convirtió en un agente importante que ha puesto en riesgo la pesca artesanal del Lago, ha generado enfermedades al concentrar vectores en el estado necrótico cerca de las costas, y ha cambiado la estética del Lago. El CMC ha venido generando desde entonces una serie de productos para su estudio desde un punto de vista ecosistémico y multidisciplinario.

Leer Más >>
 
  Más Proyectos >>
 
     
 
     
  El Centro de Modelado Científico  
 
  El Centro de Modelado Científico -CMC- es una institución dedicada a la Investigación y Desarrollo a nivel nacional e internacional, adscrita a La Universidad del Zulia, y con sede en Maracaibo, Venezuela. Está constituida por una treintena de investigadores de áreas muy diversas, con el fin de llevar a cabo investigaciones y productos inter- y transdisciplinarios.
 
  Feeds y Redes Sociales  
 
Envíar RSS
 
 
Seguir en Twitter
 
 
Seguir en Facebook
 
 
Desarrollado por Mumakil Tecnología, C.A.,
Centro de Modelado Científico de LUZ, CMC 2016
Inicio El CMC ¿Quiénes Somos? Proyectos Publicaciones Servicios Enlaces Contacto